Los supermercados son uno de los segmentos minoristas que más aceleraron su transformación digital durante la pandemia. Aunque se considera un sector esencial, la demanda de comercio electrónico se disparó en 2020 y 2021. Y aunque los consumidores regresen a las tiendas físicas, los hábitos adquiridos no tienden a desaparecer.

Por esta razón, los consumidores están iniciando cada vez más viajes de compra a través de lo digital.Según el estudio Omnichannel Experience Index de 2023, actualmente el 93% de los viajes de compra en Estados Unidos comienzan en línea; en 2020, este índice fue de 81%. Teniendo en cuenta que Latinoamérica tiene una cantidad destacada de usuarios de las redes sociales en el mundo, la gran verdad es que hoy estar fuera de lo digital significa perder la oportunidad de hablar con los clientes e influir en sus decisiones de compra.

Pero lo que no siempre está claro es que los retailers pueden aprovechar el comportamiento digital de los clientes de diversas formas. Y una que presenta grandes oportunidades hace referencia a las redes WiFi en tiendas físicas. Especialmente en los supermercados, ofrecer WiFi trae grandes beneficios.

Ventajas mucho más allá de lo digital

Para los supermercados, proporcionar a los clientes una conexión WiFi puede ofrecer muchas ventajas:

1. Recopilación de datos

Cuanto más tiempo pasa el consumidor dentro de la tienda accediendo a la red WiFi, más información se puede recopilar. Siempre respetando las leyes de protección de datos, es posible, por ejemplo:

  • Identificar las áreas de la tienda más visitadas por los clientes;
  • Determinar las áreas donde los clientes pasan más tiempo e identificar posibles cuellos de botella en el servicio;
  • Cruzar esta información con los tickets de venta para saber si visitar ciertos sectores de la tienda genera ingresos o si es necesario repensar el diseño o los productos ofrecidos;
  • Estimular la descarga de la aplicación del supermercado, reforzando la relación con el cliente y avanzando a presentar promociones y ofertas personalizadas.

2. Experiencia del cliente mejorada

  • El WiFi facilita al cliente el acceso a información sobre el origen de los productos y datos nutricionales, contribuyendo a un posicionamiento más sostenible de la red minorista;
  • Se hace posible ofrecer ideas para productos relacionados, estimulando la venta cruzada;
  • El supermercado puede ofrecer contenidos informativos a sus clientes, creando motivos adicionales de interacción con el público;
  • Incluso el simple acceso a internet, para que los clientes puedan ver videos o jugar mientras pasan el tiempo, ya trae beneficios a la experiencia del cliente, reduciendo, por ejemplo, la insatisfacción en las filas de las cajas;
  • La tecnología también permite a los supermercados crear “gamificación” para sus clientes leales. Cosas como: “abre la app de la tienda, pásate por el pasillo orgánico para descubrir nuestra nueva línea de desayunos y gana 200 puntos en nuestro programa”.

3. Oportunidades de medios

Los medios minoristas son una de las mayores tendencias en el comercio minorista global. Este fue el canal de publicidad digital que más creció en la segunda mitad de 2022 (+45% respecto a 2021) y se espera que mueva US$ 55 mil millones en Estados Unidos el próximo año. Hay buenas razones para este crecimiento:

  • Los medios digitales minoristas son más baratos que los canales de terceros, como las redes sociales y los motores de búsqueda;
  • Los medios minoristas se están convirtiendo en una importante fuente de ingresos para muchas de las principales cadenas de supermercados del mundo, como Walmart y Kroger;
  • Este es un canal que logra impactar al consumidor en el punto de venta físico y digital, ofreciendo una experiencia omnicanal;
  • Es un canal altamente personalizado, que logra entregar publicidad relevante al cliente en el momento de la decisión de compra.

Con una red WiFi que ofrece acceso gratuito a internet a los clientes, el retailer abre una posibilidad adicional de impactar al consumidor con publicidad en la tienda, de manera contextualizada y con más asertividad.

4. Mantenimiento de la base de clientes

Una inmensa dificultad en cualquier negocio es mantener actualizada la base de clientes. Un simple registro de nombre y correo electrónico puede quedar desactualizado en poco tiempo.

Te podría interesar: Digitalización en transporte de carga y cadena de suministro abre la puerta a la eficiencia

Con el uso de una red WiFi en los supermercados y la necesidad de completar información básica (como nombre y correo electrónico) para el acceso, es más fácil mantener actualizada su base de datos, lo que aumenta la eficiencia de las acciones de CRM y marketing. 

¿Por donde comenzar?

Ofrecer una conexión WiFi en supermercados es una forma muy eficiente de aumentar la capacidad de medir lo que ocurre en la tienda física. El uso de la analítica es esencial para que el comercio minorista pueda vender más y mejor y, por lo tanto, ganará cada vez más espacio en los puntos de venta de América  Latina.

Las tiendas minoristas físicas están experimentando una profunda transformación.Con el avance de la digitalización, ya no son lugares donde se almacenan productos para ser vendidos. En cambio, ahora juegan un papel cada vez más importante para deleitar a los clientes y generar más ventas.

Redacción
barbara.mundoplastico@gmail.com