Las ciudades son espacios dinámicos y complejos que se conforman por actores y organizaciones de distinta índole. 

Tasvalúo, empresa mexicana especializada en consultoría, valuación y data, en México y el mundo, indica que el generar un estudio urbano puede brindar un mejor entendimiento de fenómenos como la peri-urbanización, la reconversión urbana, movimientos pendulares, la gentrificación y marginación urbana.

De acuerdo con Mauricio Domínguez, director de Data en de Tasvalúo, el transporte ha sido un elemento clave en la planeación urbana, es así como el tipo de movilidad que ha favorecido diferentes formas de urbanización, al pasar de aquella con un enfoque en el peatón, en el modelo multi-transporte y el orientado al vehículo, hasta modelos de mínima movilidad en zonas de usos mixtos con alta densidad de servicios.

En paralelo al desarrollo de las ciudades, se encuentra la evolución de las formas de construcción, de tal manera que la arquitectura se encuentra en constante reinvención a partir de las nuevas necesidades de espacio, funcionalidad y economía

Un ejemplo claro es la reducción del tamaño de prototipos de viviendas verticales que se ha experimentado desde hace varios años, tendencia que resulta de la alta competencia por el espacio en zonas céntricas, turísticas y de negocios, así como la crecente necesidad de vivienda y la aparición de nuevas tipologías de hogares y familias.

Otras tendencias incluyen al nuevo minimalismo arquitectónico, la automatización e inteligencia de hogares, el uso de materiales reciclados como contenedores y otras estructuras, así como la incorporación de nuevos modelos de negocio inmobiliario de espacios en venta, renta o híbridos. 

A partir de la pandemia, el sector inmobiliario experimenta cambios significativos importantes, como la reconversión de inmuebles y el cambio de usos y formas de aprovechamiento. 

Es por ello por lo que, en el contexto global, las ciudades se orientan a la integración de aspectos tecnológicos a sus sistemas urbanos. Muestra de ello, son las Smart Cities que buscan, a través de la interconexión y uso de tecnologías de vanguardia, optimizar el funcionamiento del transporte, el uso eficiente de los recursos energéticos e hídricos, mejorar la planeación municipal, así como el impulso de espacios públicos, sociales y comerciales; en síntesis, buscan atender las necesidades de la población mediante la mejor interacción de los ciudadanos con los sistemas a través de la tecnología.

En el caso de ciudades como México, Domínguez resalta que el reto consiste en acotar la brecha de desigualdad respecto a rubros básicos como el empleo, los ingresos, disponibilidad de vivienda digna y asequible y la provisión de satisfactores básicos para una parte importante de la población. 

En este orden de ideas, de acuerdo con Tasvalúo, la valuación juega un papel preponderante para le transformación de las ciudades, ya que conocer el valor de un inmueble forma fundamentalmente el ciclo inmobiliario para desarrolladores de proyectos de índole profesional y particular. 

En México, se estima que el número de avalúos residenciales en 2022 sea de aproximadamente un millón, del cual, poco más de tres cuartas partes se realizó sobre casas y el resto sobre departamentos. Las zonas metropolitanas con mayor número de servicios son la de la Ciudad de México (poco más de cien mil), Monterrey (cerca de 50 mil), Guadalajara (25 mil aproximadamente), Juárez y León (más de 20 mil cada una). 

Te podría interesar: 1.7 trillones de razones por las que blockchain es el futuro empresarial

Mauricio señaló que de acuerdo con los estudios generados por Tasvalúo se ha detectado que en los últimos 12 años las ciudades mexicanas han experimentado una disminución de la oferta de vivienda nueva, al pasar de aproximadamente 900 mil viviendas en 2008, a cerca de 300 mil en 2021, esto en respuesta a los ajustes demográficos, institucionales, de oferta de crédito y valoración del producto y zonas inmobiliarias, entre otros. 

No obstante, de acuerdo con especialistas de Tasvalúo durante los próximos años seguirán apareciendo diferentes modelos de negocios inmobiliarios, además la demanda de vivienda por parte de la población no se detendrá, esto exigirá soluciones cada vez más inteligentes de parte de todos los actores involucrados en el desarrollo urbano, incluyendo los sectores arquitectónicos, constructivos y de la valuación.

Redacción
barbara.mundoplastico@gmail.com