9 Julio 2018

Actualmente, la información satelital se puede utilizar para contar con medidas y modelos computacionales, ya capaces de apoyar la toma de decisiones de los agricultores y poder optimizar las técnicas de cultivo, cuidar el medio ambiente y beneficiar las finanzas de los productores, en estrategias sustentables y sostenibles, a mediano y largo plazo”, expresó Francisco Javier Mendieta Jiménez, director general de la AEM, en reunión celebrada entre la Agencia Espacial Mexicana (AEM), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT); la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), y la embajada de Reino Unido en México.

“Día a día se generan alianzas estratégicas para que México participe en todo el proceso de los proyectos de la industria aeroespacial, no solo como cliente, sino en esquemas integrales con transferencia de tecnología y conocimientos para nuestro país”, destacó el funcionario. El objetivo es promover un nuevo proyecto en materia espacial a fin de innovar con aplicaciones de tecnología satelital para apoyo de la agricultura en México.

“Un ejemplo de ello es el uso potencial de aplicaciones en celulares, con información valiosa para cultivos, entre otros, como el trigo o la caña de azúcar en el territorio mexicano, a fin de apoyar una mejor producción, competitividad y comercialización, apps que puedan ser potenciadas por el talento y creatividad que la juventud mexicana ha demostrado en el tema espacial-satelital”, abundó Mendieta Jiménez.

Por su parte, Emmanuel Ibarra Estrada, secretario del Sistema Nacional de Investigación y Transferencia Tecnológica para el Desarrollo Rural Sustentable (SNITT) de la Sagarpa, informó que este órgano desarrolla la plataforma Agenda Mexicana Agroalimentaria (Amexagro), un esfuerzo de coordinación interinstitucional y multidisciplinaria de la información disponible en la planeación agrícola nacional. “Esta presenta de forma dinámica las necesidades de innovación y desarrollo tecnológico de los subsectores agrícola, pecuario y acuícola/pesquero, por lo que se congratuló de todas las nuevas posibilidades que ofrecen esta colaboración, y la tecnología satelital en general en el mundo actual”, destacó Ibarra Estrada.

Katie Mullen, secretaria primera de Asuntos Globales de la embajada de Reino Unido en México, comentó que existen múltiples oportunidades de cooperación entre las dos naciones para compartir ideas y las mejores prácticas, no sólo en proyectos de agrotecnología, sino también en otros ámbitos en el mediano y largo plazo.

Los expertos coincidieron en que ambas naciones cuentan con recursos humanos muy valiosos en los ámbitos científico, académico, de clústers aeroespaciales y organismos gubernamentales, por lo que reiteraron que la suma de este capital humano con acciones coordinadas ofrece un gran impacto potencial positivo para el bienestar de las personas.

Recordaron que en mayo de 2013 se estableció un Memorándum de Entendimiento entre la Agencia Espacial del Reino Unido (UKSA) y la Agencia Espacial Mexicana, a fin de identificar conjuntamente proyectos científicos de interés común que pudieran efectuarse y ser apoyados por sus respectivas naciones. El instrumento, a lo largo de la presente administración, ha representado múltiples acciones de cooperación bilateral como esta, o como la realizada en 2015 con la Plataforma de Monitoreo de Clima y Medio Ambiente del Reino Unido (CEMS UK), desde la que se procesó valiosa información satelital para la protección del corredor ecológico de Bacalar Quintana Roo, mediante mediciones de impacto ambiental.

México es hoy el tercer destino mundial en atracción de proyectos de inversión extranjera directa (IED) en tecnología aeroespacial después de Estados Unidos y Reino Unido, por lo que este sector es altamente estratégico para el país, concluyeron.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net