27 Junio 2018

Aunque los líderes de la industria bancaria reconocen que las tecnologías inteligentes están remodelando su operación y tienen el potencial de transformar la relación con sus clientes, pocos planean aumentar significativamente las inversiones necesarias para habilitar estas tecnologías y capacitar a su fuerza laboral en el corto plazo.

 Un estudio reciente elaborado por Accenture revela que si los bancos invierten en inteligencia artificial (IA) y la colaboración humano-máquina al mismo ritmo, podrían aumentar los ingresos hasta en un 34% y elevar los niveles de empleo un 14% para 2022.

“A medida que la inteligencia artificial se vuelve más especializada, su rol dentro de los bancos va más allá de la automatización para elevar las capacidades humanas”, dijo Viridiana Zurita, socia directora de Servicios Financieros en Accenture México. “Sin embargo, para beneficiarse del potencial de la inteligencia artificial, los bancos necesitan implementar “inteligencia aplicada” en todas las áreas de su negocio principal, es decir, la combinación estratégica de tecnología e ingenio humano. Para lograr esto, necesitarán el compromiso de los más altos niveles de liderazgo y el entendimiento de que esta evolución requerirá un cambio dramático en su fuerza laboral”.

Según el informe, 76% de los 100 ejecutivos encuestados, dijo que la tecnología inteligente será fundamental para la diferenciación en el mercado de su organización, y 39% cree que estará detrás de cada innovación que implementen en los próximos tres años. Si bien los bancos reconocen que obtener la colaboración entre humanos y máquinas es fundamental, pocos han realizado para aprovechar todo el valor que se encuentra en la intersección de las personas y las máquinas inteligentes. 

Por ejemplo, los ejecutivos de los bancos creen que solo uno de cada cuatro de sus empleados, en promedio, está listo para trabajar con IA. Además, solo 3% de los ejecutivos dijo que su organización planea aumentar significativamente su inversión para volver a capacitar a sus trabajadores en los próximos tres años.

 “Los bancos necesitan comprometerse con la capacitación de su fuerza laboral para aprender a colaborar con tecnologías inteligentes, de otra forma, esto obstaculizará significativamente su implementación”, señaló Viridiana Zurita. “La única forma en que los bancos pueden beneficiarse de la inteligencia aplicada es asegurando que los datos y sistemas se administren de manera transparente y responsable, y las personas son esenciales para entrenar máquinas responsables”.

Al respecto, los empleados son optimistas sobre el impacto de la IA de su trabajo, 67% de los 1,300 empleados bancarios creen que el trabajar con inteligencia artificial mejorará su equilibrio trabajo-vida, y 57% esperan que les ayude a ampliar sus perspectivas de carrera. La investigación también sugiere que hay una base sólida sobre la cual impulsar la inversión en habilidades de IA. De hecho, 67% de los ejecutivos de banca senior creen que su compañía generará aumentos netos de empleos en los próximos tres años a través de inteligencia artificial.

 “No solo los bancos, también el resto de las compañías en la industria de servicios financieros tienen trabajo por hacer antes de poder determinar la mejor manera de emplear herramientas inteligentes”, subrayó Zurita, “Pueden comenzar construyendo una estrategia para toda la empresa enfocada en la inteligencia aplicada, reinventando cómo se hace el trabajo hoy y determinando qué pasos deben tomar para pasar a un estado de colaboración avanzada, donde los humanos ayudan a la inteligencia artificial a ayudar a los humanos”.

Unisys Corporation anunció que el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP), parte del Departamento de Seguridad Nacional, eligió la empresa para desarrollar, operar y gestionar los sistemas utilizados por la Dirección del Programa de Sistemas de Análisis y Segmentación (Targeting and Analysis Systems Program Directorate -TASPD) para la evaluación de los riesgos asociados con las personas y cargas que ingresan al país.

La orden de servicio contiene plazo y materiales, emitida bajo el Contrato de Adquisición Alliant de la Administración de Servicios Generales del gobierno de los Estados Unidos (GWAC), cubre el rango de 5.5 años y un período de seis meses seguido de otros 10 períodos más de seis meses opcionales. La opción puede ejercerse a discreción del gobierno.

Este trabajo apoyará a la Oficina de Información y Tecnología de TASPD, que proporciona soluciones tecnológicas que ayudan en las medidas de inspección y supervisión de CBP con el objetivo de apoyar a la agencia a proteger las fronteras de los Estados Unidos y facilitar los viajes y el comercio legítimos.

La solución de Unisys despliega rápidamente nuevas capacidades, como el análisis de Big Data, sistemas de nube y biometría, para ayudar a directores y agentes de CBP a identificar automáticamente a los viajeros o las cargas de bajo riesgo que pueden someterse a liberación automatizada de “poco contacto” y los que presentan un mayor riesgo y requieren investigación o inspección adicional. Este proceso evitará retrasos en la liberación al dedicar recursos a la inspección y análisis de cargas y viajeros de alto riesgo.

“La seguridad de las fronteras sigue siendo una prioridad para el país, y nuestro trabajo en TASPD es un excelente ejemplo de cómo la tecnología puede aplicarse para evaluar los riesgos relacionados con millones de viajeros y cargas que entran y salen del país cada día”, dijo Amy Rall, vicepresidente del grupo de Seguridad Nacional e Infraestructuras Críticas de Unisys Federal. “Unisys está extremadamente contenta y orgullosa de tener la oportunidad de dar continuidad a la asociación con la organización TASPD y ayudar a proteger la cadena de suministro del país y contribuir para la estrategia de defensa de CBP para pasajeros y cargas internacionales”.

Basándose en su experiencia en soluciones específicas para el Departamento de Seguridad Nacional, Unisys lanzó en marzo de 2018 el LineSight para gobiernos internacionales. EL LineSight es un nuevo software que utiliza análisis avanzado de datos y aprendizaje automático para ayudar a agentes de fronteras a evaluar más precisamente el riesgo asociado a los viajeros o cargas antes de admitirlos en un país.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net