El verano es una de las temporadas más esperadas y dinámicas para el comercio en línea en México. Durante estos meses, no solo se disparan las temperaturas, sino también las compras online, impulsadas por la preferencia de los consumidores al adquirir productos relacionados con la temporada vacacional. Desde ropa y calzado ligero hasta artículos para actividades al aire libre, esta temporada presenta una oportunidad única para el e-commerce de capitalizar esta demanda estacional.

Nuestro país se destaca como uno de los principales mercados de comercio digital en América Latina, con una penetración del 13.2% en el comercio electrónico minorista.  Además, en 2023, más del 70% de los mexicanos adquirió bienes o servicios en línea, es decir, aproximadamente 68 millones de compradores, la mayor parte de ellos residentes de la región central y oriental de la república, entre 25 y 34 años de edad, mismos que compran en línea al menos una vez al mes. Motivo por el cual, se espera que esta cifra alcance el 90% para 2029.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) durante periodos vacacionales o de rebajas, el 41.7% de los usuarios comparan principalmente moda, y 32.7% productos de cuidado personal, lo que refleja la tendencia de prepararse para las actividades de la temporada, mientras que 37.2% adquieren alimentos y bebidas no alcohólicas. Así que el verano no solo incrementa la temperatura, sino también la demanda de productos, que pone a prueba la infraestructura logística de los e-commerce mexicanos. Ante esto, los negocios deben prepararse para lidiar con una mayor carga en sus sistemas logísticos y de entrega. 

¿Cómo mejorar las estrategias durante los picos de demanda, como el verano?

Para enfrentar los desafíos del comercio electrónico, se pueden implementar varias soluciones. iMile Delivery México, logitech con base en Medio Oriente y con presencia en más de 15 países, comenta las estrategias que le han ayudado a gestionar de manera eficiente la red de más de 300 mil pedidos que tiene por día. 

  • Planifica y prevén: Esto implica analizar datos históricos de ventas y tendencias estacionales, para preparar los inventarios de manera adecuada. Al igual que capacitar de manera continua al personal, porque esto será de utilidad para mantener un servicio de alta calidad.
  • Reduce los tiempos de entrega: Una colaboración con varios proveedores y socios de transporte, servirá para diversificar las opciones de reparto y mitigar el riesgo de retrasos, mientras que implementar almacenes cerca de las zonas de mayor demanda, acortará la distancia y por ende el tiempo. Aunado a ello, se 

deben considerar las variaciones regionales y hacer un análisis de las características específicas de cada región, con la finalidad de adoptar un enfoque personalizado en la logística, así como identificar y optimizar las operaciones según las condiciones locales.

  • Usa tecnologías de seguimiento y optimiza rutas: Esto puede mejorar la eficiencia de las entregas. Por ejemplo, la inteligencia artificial y machine learning puede ayudar a prever la congestión del tráfico y planificar rutas más rápidas, ya que nos ofrece opciones de entrega flexibles, como entregas el mismo día o en horarios específicos, una innovación que aumenta la satisfacción del cliente.
  • Recurre a los sistemas de gestión y de planificación: Con ello, tendrás una visibilidad en tiempo real de todas las operaciones logísticas, desde el inventario hasta la entrega. Además, el uso de la analítica avanzada puede identificar patrones y predecir demandas futuras, derivará en una mejor planificación y toma de decisiones. Por ello es que son esenciales durante el verano, cuando la demanda puede ser impredecible y se debe mantener la eficiencia operativa.

Ten presente que el verano no solo trae consigo el calor y las vacaciones, sino también un incremento en las compras online. Por lo que, si los comercios digitales saben aprovechar esta temporada, podrán capitalizar este auge, mejorar su posicionamiento en el mercado y obtener una ventaja competitiva. Recuerda que el éxito reside en la capacidad de adaptarse y responder proactivamente a los retos de la temporada.

Redacción
barbara.mundoplastico@gmail.com