Los tratados comerciales internacionales suscritos por México constituyen un gran motor para la atracción de la inversión extranjera, actualmente México cuenta con una red de 14 Tratados de Libre Comercio con beneficios en más de 50 países, 30 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIS) y 9 Acuerdos de Alcance Parcial o Acuerdos de Complementación Económica.

Todo ello trae como consecuencia que México cuente con una plataforma comercial sólida para hacer atractivos la migración de procesos de exportación de productos finales e insumos a los diferentes bloques comerciales del mundo.

En otras palabras, a partir de la década de los 80, México migró su posición proteccionista por la de apertura comercial y, consecuentemente, ha tenido como objetivo principal el comercio internacional, es por ello que en 1986 nos adherimos  a la Organización Mundial de Comercio, en aquel entonces denominada Acuerdo General sobre los Aranceles Aduaneros y Comercio, lo cual fue el primer gran paso para la participación de México en el fenómeno de “globalización”.

Otro aspecto fundamental que nos permitió incorporarnos al mercado internacional fue la adhesión de México al Convenio del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de las Mercancías (“Convenio del Sistema Armonizado”), con el cual, es posible que México se comunique para efectos arancelarios en el mismo idioma, al menos en los 6 primeros dígitos de la clasificación, esto es a nivel Subpartida.

Es por ello que México cuenta con las herramientas y plataforma comercial internacional y de exportación necesarias para hacer atractiva la producción o prestación de servicios en México para el mundo.

Ahora, con el así llamado nearshoring, la evolución del comercio internacional es un hecho, y los retos y desafíos son más importantes que nunca.

Y de todo ello nos platicó en entrevista el licenciado Sergio Barajas Pérez, socio de Comercio Exterior y Aduanas en Basham, Ringe y Correa.

ML: ¿Cómo afectan los eventos geopolíticos y económicos internacionales al panorama de nearshoring, exportaciones e importaciones en México?

Los eventos geopolíticos y económicos tienen un gran impacto directo sobre el “nearshoring”, o relocalización cercana al país de consumo, pues dichos eventos son el origen de la necesidad de eliminar retos y costos generados por las grandes distancias a recorrer para que las mercancías lleguen a destino, en especial por lo que implica el cruce o salida de mercancías de las zonas o países en conflicto.

Incluso eventos geopolíticos como lo fueron el inicio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la pandemia Covid-19 y la guerra entre Rusia y Ucrania,  son el origen de que diversos fabricantes y proveedores de servicios periféricos de los primeros, tengan en mente a México como país para implementar una relocalización bajo el fenómeno de “nearshoring”, permitiendo con ello, conseguir el objetivo de exportación de insumos o bienes terminados al mercado norteamericano.

También es importante comentar que, adicional a los anteriores fenómenos geopolíticos, también exista una oleada de empresas interesadas en la venta de mercancía en América y, con ello, aprovechar los beneficios establecidos en acuerdos internacionales.

ML: ¿Han cambiado las prioridades en términos de proveedores extranjeros para México en el ámbito de importaciones?

Los efectos directos e indirectos de la pandemia, en especial los relacionados con los problemas logísticos por el movimiento de mercancías de las diferentes partes del mundo a un destino determinado, ha sido un detonante para que muchos de los exportadores también vean el “nearshoring” como una solución práctica a una parte importante de los retos o problemas enfrentados.

Las circunstancias externas relacionadas con la logística para el movimiento de mercancías de origen a destino constituyen un aspecto fundamental que se encuentra estrechamente vinculado con los conceptos de competitividad y eficiencia en la cadena de producción, un retraso en la entrega de un insumo, trae consecuencias muy graves en el esquema de producción.

Incluso en la mayoría de los casos contractualmente existe multas severas por cada día de incumplimiento, pues la mayor parte de las empresas dedicadas a la producción operan bajo el sistema o justo a tiempo o “just-in-time”, lo cual implica que tengan una red de proveeduría muy estricta sobre todo en materia de tiempos y volúmenes.

Es por ello que las prioridades en términos de proveedores extranjeros, también está cambiando y muchas de las empresas Tier 1, Tier 2 y Tier 3 buscan localizar proveedores locales e, incluso, “desarrollar proveedores locales”. Esto es, con auxilio y dirección de las propias empresas solicitantes, se proporcionan guías y acompañamiento para que en corto plazo se logre que los productos locales reúnan las características necesarias para ser considerados como proveedores de dicho sector o industria.

ML: ¿Cuáles son los impactos de las importaciones en la economía local y en la competencia interna?

Las importaciones tienen impactos positivos y negativos para México; los aspectos positivos son: la inclusión de nuevos productos con ventaja en relación con precio y calidad, mejores materias primas, generación de mayor comercio, existencia de un mayor volumen del insumo requerido para la fabricación o, incluso, contar con una adecuada calendarización de la entrega de productos con volúmenes importantes y calidades preestablecidas.

Dentro de los aspectos negativos, podemos señalar: la posible afectación en la balanza comercial, incluso si las importaciones superan las exportaciones podría existir un déficit comercial y esto debilita la economía nacional. También podríamos observar la disminución de empleos, en caso de que se trate de la importación de bienes considerados como productos finales y, finalmente, la existencia de prácticas desleales de comercio internacional que a largo plazo puede generar la desaparición de la industria local.

En términos generales cuando una economía local se abre al comercio internacional uno de los efectos buscados es el generar una mayor competencia, lo cual, desde luego, al final trae consigo que únicamente resulte ganador aquel productor local o extranjero que ofrezca las mejores condiciones con relación al precio, calidad y volumen de producción que la industria requiere.

ML: ¿Qué medidas se están tomando para fomentar un equilibrio saludable entre las exportaciones y las importaciones?

Desde Basham, Ringe y Correa, considerando las características del efecto “nearshoring” para México, no vislumbramos efectos negativos, fuera de las prácticas desleales de comercio internacional (en sus modalidades de “dumping” y “subvenciones”), pero desde luego se debe tener cuidado de mantener un equilibrio saludable en la balanza comercial de importaciones vs exportaciones.

Consideramos que no deberá existir efecto negativo, pues conforme a nuestro análisis técnico-legal, las operaciones de relocalización planteadas están relacionadas con la introducción de bienes que, son considerados como partes, componentes o insumos, que se sujetarían a procesos de transformación o elaboración, o reparación, lo cual trae como consecuencia que los aspectos negativos queden de cierta forma controlados o neutralizados, en virtud de que dichas operaciones de importación, generalmente destinadas al sector manufacturero, tendrían un proceso local que en principio estaría realizado principalmente por trabajadores mexicanos, antes de tener un bien final de exportación.

Al cierre de 2023 con cifras desestacionalizadas, la balanza comercial de México (importaciones vs exportaciones) registró un superávit de 1,856 millones de dólares, lo cual ratifica que las características de las importaciones para el país tienen un gran componente de estar destinadas a procesos o cadena productiva más que consumo, por lo que mantenemos el equilibrio saludable. 

Gráfico

Descripción generada automáticamente

ML: ¿Cuáles son los desafíos que enfrentan las empresas mexicanas en el proceso de exportación?

Los desafíos que enfrentan las empresas mexicanas en el proceso de exportación son principalmente, la localización de los clientes en el extranjero y el cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias, tanto a la exportación, como a la importación.

En este rubro nos referimos al cumplimiento de requisitos en materia de etiquetado y de normas de seguridad o calidad, así como requisitos específicos que se prevén en materia sanitaria.

Antes de emprender un proceso de exportación las empresas interesadas deberán hacer un análisis muy profundo, tanto en su propio país, como en el país de destino, que les permita conocer a detalles los requisitos y regulaciones que deberán de cumplir, evitando que dicha mercancía sea objeto de procedimientos al momento de exportación o, peor aún, retenciones al momento de importación al país de destino.

También dentro de las recomendaciones que debemos dar a un connacional que decide iniciar operaciones de exportación, se encuentra la celebración de contratos con sus clientes a efecto de que los bienes sujetos a un pago a futuro realmente se materialicen además de establecer el contrato todas las obligaciones relacionadas con las particularidades de la operación contratada.

ML: ¿Cuál es la tendencia actual del nearshoring en México y cómo ha evolucionado en comparación con años anteriores?

El “nearshoring” es un concepto que hemos escuchado de forma reciente, sin embargo la acción de relocalización de empresas ha existido desde hace ya varias décadas, en opinión del autor, los fenómenos relacionados con la guerra comercial entre China y Estados Unidos en 2018, la pandemia por COVID-19 iniciada en 2020 y la guerra entre Rusia y Ucrania iniciada en 2022, han traído como consecuencia una evolución muy importante en el tema de relocalización de industrias, en especial por el encarecimiento de los costos derivados del movimiento de mercancías hasta por un monto equivalente al 500%.

Tal circunstancia ha orillado a muchas de las empresas con operaciones de proveeduría Internacional, (ya sea de productos finales o insumos con Estados Unidos), piensen en alternativas viables que disminuyan el impacto de ese aumento de valor derivado de la logística de transporte y ante ello lo más simple es el mover la planta productiva al lugar más cercano posible al punto de destino.

En la década de los 80 vivimos un fenómeno similar, en el que, derivado del auge en la producción de mercancías en Asia, muchas de las empresas decidieron mover su producción ha dicho territorio, lo anterior derivado de las condiciones favorables que se mantenían en dicha región. La diferencia entre ese movimiento y el que actualmente estamos enfrentando es que en aquella ocasión el objetivo de la relocalización era acercarse al país de producción (con mejores condiciones de manufactura y costos), y ahora el objetivo es el país de destino final o consumo de los bienes.

La evolución que ha tenido la relocalización está enfocada a los problemas logísticos de transporte, en especial costos y aumento oferta para cubrir las necesidades de la industria ahora lo más importante en un arreo relocalización es el destino final de los bienes y es por ello por lo que la industria productiva es la que se mueve para estar más cerca del consumidor final y con ello reducir costos y contratiempos logísticos

ML: ¿Qué sectores industriales están experimentando un aumento en el nearshoring y cuáles están disminuyendo?

De la información disponible en la Dirección de Inversión Extranjera de la Secretaría de Economía, observamos que los sectores que están experimentando un aumento derivado del fenómeno de “nearshoring” es en el sector automóviles y camiones, autopartes, industrias metálicas básicas, industria básica de hierro y acero accesorios y aparatos eléctricos, componentes electrónicos, equipos de generación de energía eléctrica, y maquinaria y equipo para la industria manufacturera.

Los sectores en los que se observa una disminución en la participación son productos derivados del petróleo y carbón, así como máquina, mobiliario y equipo.

ML: ¿Cuáles son los factores clave que impulsan la decisión de las empresas de elegir México como destino para nearshoring?

Los factores que incentivan a las empresas extranjeras a elegir a México como un destino de sus inversiones por una relocalización por orden de importancia son las siguientes:

  1. Cercanía con Estados Unidos de América/Región de América del Norte/TMEC
  2. Fuerza laboral/Capacidad de producción.
  3. Nivel de salarios 
  4. Infraestructura
  5. Incentivos o beneficios federales o locales
  6. Estado de derecho (seguridad y certeza jurídica)

Alguna empresa, industria o sector que decide mirar las opciones de relocalización o inversión en el extranjero, siempre lo hará bajo un minucioso análisis de diversos factores bajo una especie de concurso para definir cuál de todos le ofrece las mejores condiciones; ahora, además de ese estudio el “nearshoring”, se suma el elemento cercanía al país de destino, lo cual genera a México una oportunidad única, ya que el mercando de Estados Unidos y Canadá es uno de los más atractivos de América, y siendo el país más cercano a ellos, tenemos una gran ventaja frente a cualquier otro país en concurso. 

A lo largo del tiempo un factor sumamente relevante para tener como destino de las inversiones un determinado país es lo que se conoce como “régimen de excepción”, esto es, la existencia de determinadas condiciones que se utiliza como excepción a la aplicación de obligaciones jurídicas, entre ellas trámites permisos pago de contribuciones, excepciones a la definición de establecimiento permanente, etc., todos ellos son sumamente relevantes, al grado tal de haber logrado el fenómeno de crecimiento económico que actualmente tiene China gracias a las Zonas Económicas Especiales (ZEE) creadas en dicha región.

Mencionado lo anterior, hace falta mayores condiciones para incentivar y materializar la atracción de inversión extranjera por el fenómeno de “nearshoring”, pues en la actualidad los trámites para que una empresa inicie operaciones de producción con miras a la exportación requiere, la obtención de un Programa IMMEX, una esquema de certificación IVA e IEPS, autorizaciones para importar mercancías sensibles, entre otros, lo cual implica tiempos de inversión de no menos 8 meses, lo cual hace que los inversionistas lo piensen varias veces, ya que para aprovechar los tiempos en que el comercio coloca estas variables a favor de un país, es por un breve plazo y estamos perdiendo la oportunidad, pues los esquemas de control y sanción deben ser “a-posteriori”, es decir, otorgar la confianza de la inversión y posteriormente fiscalizar y no tener el cuello de botella antes, pues ello inhibe la inversión.  

ML: ¿Cómo afecta el nearshoring a la creación de empleo y al desarrollo económico en México?

El “nearshoring” pudiera afectar la creación de empleo y desarrollo económico de México únicamente en aquellos casos en que la relocalización esté enfocada a la importación y venta de productos finales, es decir en aquellos casos en donde las cadenas productivas nacionales sean totalmente sustituidas por la importación de productos finales con características y precios más competitivos que los nacionales.  

Sin embargo como lo hemos mencionado a lo largo de la presente entrevista, dado las características qué reviste la relocalización planteada para el esquema de nearshoring en comento, se observa que la intención de las empresas residentes en el extranjero de contar con una participación en la producción de bienes en México está más enfocada a la producción, en nuestra opinión, no vemos una afectación crítica al tema de empleo y desarrollo económico de México, sino más bien una gran oportunidad para que México aproveche las circunstancias que las razones geopolíticas y económicas sufridas a nivel internacional en materia de encarecimiento del servicio de transporte imposición de aranceles y carencia o disminución de la producción de insumos importantes, traerían como consecuencia que México pueda convertirse en un importante actor que participe de la producción de bienes y servicios a nivel global tal y como en la década de los 70 y 80 aprovechó China y lo convirtió en una gran potencia en dicho sector.

Barbara Gaxiola
info@mundologistico.net