Desde 2020 muchas empresas han enfrentado la falta de espacio en sus almacenes debido al escenario de altos niveles de inventario y una creciente necesidad de sostener nuevos hábitos de consumo después de la pandemia.

En este escenario existe mayor demanda de instalaciones eficaces para cubrir todas las necesidades de almacenamiento. La búsqueda de soluciones se ha vuelto cada vez más importante para las empresas, ya que la complejidad en términos de velocidad, control y visibilidad depende de la calidad de su administración. La idea de un nuevo modelo de almacenamiento y distribución es que los almacenes estén más cerca de los clientes.

Con esto en mente, Maersk tiene como objetivo conectar mejor a Latinoamérica con el mundo mediante la expansión de su huella de distribución y almacenamiento de punta a punta y su red regional de consolidación y desconsolidación con soluciones innovadoras que aborden las necesidades de los clientes.

Douglas Tacla, responsable regional de almacenaje y distribución de Maersk en Latinoamérica, explica que actualmente el grupo cuenta con aproximadamente 350 mil m2 de espacio de almacén en Latinoamérica y más de 20 centros de distribución con ubicaciones estratégicas en toda la región.

Como parte del compromiso de ser un integrador logístico integrado, Maersk planea crecer en Latinoamérica para garantizar una red de almacenes que complemente los planes de crecimiento de sus clientes y apoye al desarrollo de la región.

Maersk apunta a posicionar sus almacenes y centros de distribución para que los puertos cuenten con conectividad para integrarse a los servicios marítimos, y también cerca del ferrocarril, carreteras y ciudades, para conectar mejor a toda la región.

Recientemente Maersk abrió un nuevo almacén en Cajamar, en el estado de Sao Paulo, Brasil, en septiembre de 2022, ubicado cerca de los principales centros económicos de la región sureste y cerca de los principales mercados de consumo masivo, del retail, tecnología y electrónica, moda y estilo de vida, entre otros.

En México, Maersk tiene una estrategia de instalación y operación de 150 mil m2 de almacenes secos y fríos en el sector de la venta minorista, productos de consumo masivo, moda y estilo de vida, integrando servicios como cross-border y servicios aéreos, en ciudades como Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara, Monterrey y Tijuana.

Soluciones de infraestructura y tecnología

Luego de la pandemia, con los cambios en los hábitos de consumo, llegar a los mercados más rápido y tener un gran control del inventario es esencial para adaptarse rápidamente a la demanda del mercado. Actualmente los sistemas contribuyen a un almacenaje más sostenible y compacto, con una distribución eficiente para optimizar el espacio y maximizar las operaciones, y albergar una mayor cantidad de productos.

Según Tacla, los esfuerzos de la compañía en relación con los servicios de almacenamiento y distribución están enfocados en aumentar la infraestructura y tecnología relacionada con la inteligencia artificial, con el objetivo de tener en América Latina una capacidad de respuesta similar a la de Europa, Asia y Estados Unidos.

“Una de las grandes ventajas de mantener a la vanguardia los servicios de almacenamiento y distribución es que se integran de forma natural con los servicios de logística de punta a punta, que pocas empresas en el mundo son capaces de ofrecer a sus clientes a nivel global”, sostuvo.

Te podría interesar: Prácticas sustentables son valoradas por empresas exportadoras de Latam

La imprevisibilidad durante la pandemia impulsó nuevas tendencias en el almacenamiento, muchas de las cuales se espera que tengan un efecto permanente. Por ejemplo, la implementación de tecnologías, digitalización y climatización sostenible en sus almacenes con la finalidad de maximizar las operaciones y ayudar a reducir las emisiones de carbono.

“El almacén más reciente de Maersk, ubicado en Cajamar, São Paulo, cuenta con la certificación LEED Platinum (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental), que incluye paneles solares en el techo, sistema de recuperación de agua de lluvia y gestión de residuos, aislamiento de fieltro térmico, así como equipos para el manejo de baterías de litio”, detalló Tacla.

Redacción
barbara.mundoplastico@gmail.com