Desde 2014, cada 31 de octubre se celebra el Día Mundial de las Ciudades, iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas que busca urbanizaciones inclusivas, sostenibles y con igualdad de oportunidades para todos los que viven en ellas.

Este 2021 el lema es Adaptar las ciudades para la resiliencia climática, es decir, concientizar sobre el daño que el calentamiento global le está haciendo a las ciudades y prepararlas para resistirlo.

Fenómenos como las sequías, olas de calor, aumento del nivel del mar, inundaciones, deslizamientos de tierra y tormentas afectan no solo a las ciudades, sino a las construcciones emblemáticas: monumentos, palacios, iglesias y edificios históricos que posee.

Por ello, desde hace más de 30 años Kärcher, la empresa líder en soluciones de limpieza colabora con el mantenimiento de estas construcciones que devuelven el valor a las zonas urbanas.

La compañía apoyó en la restauración de la Puerta de Brandemburgo, símbolo de la reunificación alemana. Esta histórica edificación presentaba garabatos, oscurecimientos, incrustaciones tenaces y suciedad normal por estar a la intemperie. Por ello, para la limpieza los restauradores y expertos de Kärcher aplicaron chorros de agua limpia de 50 bar de presión y 90º de temperatura, sin usar químicos que pudieran dañar la estructura.

Otro de sus esfuerzos de limpieza, fue en el Cristo del Corcovado, la monumental escultura que identifica a la ciudad de Río de Janeiro, en Brasil. En este caso, el recubrimiento exterior de la obra estaba cubierto de sales y depósitos orgánicos que la ennegrecían, por lo que se usó un chorro de arena fino que además de eliminar la suciedad le dio un color uniforme.

En México, la estructura elegida fue el Paraguas, la fuente que adorna la parte central del Museo Nacional de Antropología, en el corazón de la CDMX. Se limpió el plafón para eliminar manchas de humedad y suciedad incrustada con la técnica de inyección de hielo seco aplicada con presión controlada. Esto no sólo limpió la fuente, sino que la previene de suciedad futura y alarga su conservación.

Kärcher ha colaborado con la preservación de más de cien construcciones y monumentos de gran relevancia como: las Colinas Negras del Monte Rushmore en Estados Unidos, el London Eye en Reino Unido, la Columnata de Ciudad del Vaticano, la Puerta de Medio Día en Vietnam, los Colosos de Memnón en Egipto y el Princes Bridge de Melbourne, por mencionar algunos ejemplos.

De esta forma, la compañía participa en la conservación del patrimonio cultural de las ciudades. Reducir la vulnerabilidad de las construcciones y hacerlas más resistentes ante los embates del clima es una acción indispensable para tener urbanizaciones resilientes y conmemorar tanto el Día Mundial de las Ciudades como Octubre Urbano.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net