• Durante la mesa de discusión organizada por Element Fleet Management México, expertos de la SEMOVI, ANTP y DHL concluyeron que la pandemia supuso un desafío en términos de operación, tanto para las empresas como las autoridades, aunque destacaron que esto representa un panorama con grandes áreas de oportunidad.

Consciente de la importancia de crear contenido de valor para sus clientes, el líder mundial en administración de flotas Element Fleet Management México realizó la mesa de discusión: “Retos de la logística en la nueva normalidad”.

En el evento, moderado por Miguel Peña, director de Productos y Servicios de Element Fleet Management, expertos hablaron sobre la actualización de la logística en el país, derivado de la contingencia y compartieron datos relevantes acerca de los nuevos retos en la industria.

Daniela Muñoz, Directora de Planeación y Programación de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (SEMOVI), quien fue la primera en intervenir, comentó que más del 80% de la distribución de mercancías en la República Mexicana se efectúa por vía terrestre.

Además, el 56% se hace con vehículos de carga, 31% vía marítima y 13% por ferrocarril. Esto muestra la necesidad de una interacción modal, que permita potenciar el uso de la infraestructura existente y hacer uso de nuevas tecnologías para los procesos logísticos y en toda la cadena de suministro.

Resaltó que entramos a nueva etapa con mayor entendimiento entre todos los actores relacionados con la logística, fundamental para el sistema, sumado a que dadas las circunstancias del país y su división intermodal, era muy necesaria y hay nuevas fases para que tanto la carga, operadores, academia y gobierno se organicen para buscar este tipo de soluciones.

En cuanto al transporte de última milla y transporte intraurbano, los grandes retos son introducir tecnologías en infraestructura física, armonización de procesos dentro de la logística infraurbana metropolitana.

“Se vienen momentos muy interesantes en la reducción de emisiones a través de la tecnología vehicular en general, pero donde más le vemos potencial a esto es en la carga de última milla con vehículos ligeros, en donde ya hoy por hoy México tiene grandes experiencias de electromovilidad”, comentó Muñoz.

En su incursión, Leonardo Gómez, Director General de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP),  dijo que la pandemia tomó al mundo por sorpresa. El cambio en los hábitos de consumo y lo que esto implica en cuanto a logística, transporte y distribución, no es la excepción, por lo cual debe considerarse.

Precisó que la baja en el PIB ─junto con la pérdida de empleos y negocios─ obliga a hacer un nuevo diagnóstico, porque el comercio electrónico creció de forma exponencial, a razón de 60% en cuatro meses, nivel que no había logrado alcanzar en cinco años en el país.

Subrayó que otro de los desafíos que enfrenta la industria es que hay competencia desleal y sobrerregulación en estados y municipios, aunado a que la edad promedio del Servicio Público Federal es de 18 años, lo que supone un área de oportunidad para buscar la renovación del parque vehicular, búsqueda de opciones de arrendamiento, robo y tecnologías que se deben atender.

“Es plausible el hecho de que estamos trabajando con gobiernos locales (…) para no restringir, sino ordenar en la última milla, pero también un gran reto en el largo recorrido. El ferrocarril del Istmo de Tehuantepec está por cerrar; lo van a abrir en dos o tres años. Eso significa que lo van a reabrir en dos o tres años. Eso significa que tenemos que mover alrededor de 700 mil adicionales al año de lo que hoy se tiene”, comentó.

Algunas empresas se han mantenido porque han tenido mayor demanda; sin embargo, otras como la construcción, confección textil y otras no, por lo cual es necesario buscar mayores políticas públicas que, en su opinión, lleven al sector a un mayor destino.

En su participación, Juan Morán, Regional Manager de Auto – Mobility Americas para DHL, precisó que México es un mercado crítico en la estrategia de la compañía. El 70% de toda la logística que se hace en la primera y la última milla tiene que ser en vehículos eléctricos. En tanto, el total de la distribución que se haga en la Ciudad de México para 2023 tiene que ser en estas unidades. Para tal propósito, la compañía asignó 50 millones de dólares a ejercer hacia 2025, para DHL Express, es decir, 1 de cada 4 unidades de negocio que tiene la empresa.

“Necesitamos un partner, reglas claras (…). Nos hemos sentado con los gobiernos, la iniciativa privada. No vamos a esperar a que pasen cosas, las vamos a hacer y esperamos que las personas se monten en este tren, porque lo que requerimos es que todo esto que está sucediendo hoy en día simplemente nos despierte”, expresó.

Esto cobra relevancia, si se considera que las empresas tuvieron que acelerar sus proyectos de e-Commerce, lo cual “nos obligó a poder ejecutar cantidad de proyectos innovadores que veníamos desarrollando en temas de Inteligencia Artificial, Machine Learning, Data Science –porque nosotros  ya tenemos los activos, pero no en todos los países tenemos participación directa, tenemos que tercerizar- y allí tenemos la discusión: cómo está la demanda y oferta hoy en día para poder decir, estos operadores tienen un ambiente adecuado para poder cumplir con la distribución en la última milla. Yo creo que esa conversación va a ser muy interesante”.

Áreas  de oportunidad en las ciudades

Con respecto a la primera y última milla en grandes urbes, Muñoz explicó que la pandemia aceleró procesos y magnificó problemáticas que se veían a lo largo de los años. Durante la pandemia, se exacerbó la importancia del transporte de carga para el suministro de bienes de primera necesidad, pero ahora será fundamental acelerar y conjuntar esfuerzos para fortalecer canales de distribución con la finalidad de reactivar la economía.

Resaltó la importancia de reconfigurar la distribución del espacio público y la necesidad de conectar la primera y última milla con infraestructura para consolidar las mercancías. La ciudad tiene el papel crucial de potenciar la infraestructura logística existente, pero es necesario potenciar los canales de distribución y buscar aliados.

Leonardo Gómez subrayó que la ANTP también está comprometida con diversos aspectos como la seguridad vial, medio ambiente, cuidado de la infraestructura y rentabilidad de los negocios, sin olvidar el ordenamiento del espacio público y la obsolescencia de la flota vehicular.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net