Enfrentar el cáncer, además de ser una enorme prueba física, también se convierte en una dura batalla para la salud mental de los pacientes. En respuesta, una joven mexiquense lo vive como una lección para aprender a pedir ayuda y rodearse de sus seres queridos. En dos semanas retomará su tratamiento con varias sesiones de quimio y radioterapia, para lo que busca apoyo de sus familiares, amigos, conocidos y la comunidad en general.

En mayo pasado, Sandra fue diagnosticada con cáncer de mama, una enfermedad que afecta a más de 20 mil personas en México cada año. Sin embargo, en la mayoría de los casos se diagnostica en etapas avanzadas, por lo que es más complicado su tratamiento médico.

A Sandra también le detectaron tumores benignos en el útero y un ovario, por lo que el pasado 13 de junio fue operada exitosamente para extirparlos.

El siguiente paso en su tratamiento médico comenzará en unos días ocho sesiones de quimioterapia, seguidas de al menos 16 radioterapias, y numerosas consultas médicas y pruebas de laboratorio.

Reconociendo que se trata de una etapa crucial y los costos son elevados, ha organizado una recaudación de fondos en línea para sumar el apoyo de sus seres queridos e incluso desconocidos que se solidaricen con la causa. La meta es reunir 200 mil pesos, que le ayuden a cubrir los gastos médicos. La respuesta ha sido inmediata: en sólo dos días ya ha logrado juntar más de 40 mil pesos gracias a 26 donaciones.

“Esta enfermedad me ha enseñado que pedir ayuda no está mal; al contrario, necesito el apoyo de un equipo para poder trascender este proceso: pareja, doctores, enfermeras, amigos y familiares. Cualquier ayuda es bienvenida, ya sea económica o en forma de palabras de ánimo y energía positiva”, cuenta Sandra en su página a través de la plataforma GoFundMe.

Especialistas del Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos explican que esta enfermedad no solamente afecta la salud física, también produce emociones como agobio, enojo, miedo, preocupación, estrés, ansiedad, tristeza y depresión. Por eso recomiendan el apoyo psicológico y de los seres queridos para ayudar a los pacientes a manejar sus emociones durante y al terminar su tratamiento oncológico.

El apoyo emocional también tiene un impacto en la salud física de los pacientes. Hay pruebas que demuestran que el adecuado manejo del estrés mediante el apoyo social, se asocia con mejores desenlaces clínicos para las personas con cáncer de mama y ovario.

Puedes apoyar su causa aquí: https://gofund.me/be94eac5

Redacción
barbara.mundoplastico@gmail.com