22 Mayo 2018

“Las tendencias nos conducen a entornos de mayor productividad. No solamente acceder a la información más rápido, vivimos un cambio enorme en el uso y el acercamiento a un sistema que se hace más complejo al preguntar, al notar que el tiempo para probar, para saber, es cada vez más limitado”, compartió Luke Schreier, vicepresidente de Mercadotecnia de National Instruments. “Con base en solucionar estas tendencias alrededor de la creciente complejidad, los cada vez más cortos tiempos para realizar pruebas y la focalización en equipos de trabajo más pequeños, nos hemos enfocado en tres industrias: Semiconductores, transporte y aeroespacial”.

Viviendo ya la emocionante cita anual de los desdisciplinados ingenieros en acción, el directivo abrió la experiencia de NI Week 2018 en Austin considerando que “casi cada industria a la que servimos percibe la complejidad, crece de forma estable y continua, pero sabe que el tiempo de desarrollo es crítico para alcanzar las tareas programadas. ¿Cuáles son los dos factores que consideran cuando se trata de probar un sistema? El tiempo de desarrollo del software y el ciclo de pruebas de la aplicación”.

“La customización es un requisito para desarrollar un sistema de pruebas que dé exactamente lo que se está necesitando. ¿Qué es lo que NI está haciendo para enfrentar estos retos? Proveer soluciones eficientes que rompen el paradigma de un sistema cerrado y orientado al vendedor, para apuntalarse en la experiencia del cliente con un sistema de plataforma, adaptable y que genera un ecosistema abierto, vibrante. Partir del diseño y simulación para ir midiendo, paso por paso, el desempeño, hasta la etapa de mantenimiento”.

Y es que no se trata solamente de programar. Los complicadísimos sistemas que hacen que nuestra vida sea lo que es, desde los carros autónomos hasta la calculadora de calorías de una app, deben ser probados en tiempo y forma para que den al usuario lo que está esperando. Una vida virtual real. Y probar un sistema puede llevarse tanto tiempo que no sea redituable, que no sea posible ni negocio seguir en el intento. En ello se fundamenta la necesidad de soluciones para ingeniería que promuevan la realización de todo proyecto.

Sobre el producto bandera de la empresa, el directivo explicó que LabVIEW ha dado siempre una respuesta rápida, flexible y lista para la web, ya conocidos sus beneficios en términos de la reducción de tiempos y la posibilidad de visualizar los procesos de forma flexible y continua, ahora con la versión 2018 esperamos la visualización de aplicaciones más complejas, sistemas distribuidos y desarrollo al máximo potencial. “Hablamos de construir una lineal en el que es posible ver y probar la información para aportar a sectores de pruebas avanzadas en producción automatizada y de diseño de máquinas inteligentes o equipo industrial, así como de enseñanza académica”, confirmó Schreier. 

“Estamos muy interesados en los elementos comerciales críticos que estas industrias enfrentan y la necesidad que tienen para alcanzar el reto de los patrones de contratación de empleados con pensamiento crítico, capacidad de equipo de trabajo, colaboración y conocimiento de ingeniería”.

Sobre FlexLogger Software destaca el incremento de la eficiencia en pruebas con una configuración de flujo de trabajo especificada con base en sensores, así como la adaptación a los cambiantes requerimientos con una amplia gama de mediciones utilizando CompactDAQ. Esto es, la reducción de pruebas repetidas con metadatos comprehensivos para una trazabilidad más fácil, así como una introspectiva más amplia con revisiones interactivas de la información.

¿Áreas de aplicación? Componentes físicos V&V; diagnósticos y solución de problemas en laboratorio y la validación de pruebas medioambientales.

Los expertos de National Instruments celebran estos días en Austin la reunión de creativos en sistemas más interesante del orbe. Más preguntas que respuestas, la conducción segura a la innovación que realmente cambia la vida de las personas. 

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net