Mucho ha cambiado en los últimos años la forma en que la industria del retail interactúa con los consumidores, hoy el comercio electrónico y la omnicanalidad han ganado gran protagonismo, particularmente durante épocas decembrinas. De hecho, según Deloitte, se espera que las ventas del comercio electrónico del retail crezcan entre 12.8 y 14.3% durante la temporada navideña de 2022-2023, alcanzando entre 260 mil y 264 mil millones de dólares en ventas.

Asimismo, de acuerdo con Cloudflare en los meses de noviembre-diciembre la tasa de tráfico IP aumentará a un +23%, lo que representa un reto para las empresas y sus centros de datos, que por ningún motivo pueden perder funcionalidad, ya que se corre el riesgo de perder grandes cantidades de ventas y clientes: Es crucial mantener cualquier sucursal funcionando, ya sea de forma física o virtual, incluso cuando la red principal está caída

Con este pronóstico, lo peor que puede sucederle a todo negocio del sector retail es perder clientes a causa de un mal funcionamiento de sus sitios o puntos de venta. Es por ello que, de acuerdo con ITIC, los retailers se esfuerzan por obtener soluciones de “cinco nueves”, es decir que puedan asegurar un 99.999% de tiempo de actividad, lo que equivale a reducir el tiempo de inactividad no planificado, de una hora a tan solo 5.25 minutos. Sin embargo, solo un tercio de las empresas a nivel mundial tienen este tipo de soluciones; de hecho, de acuerdo con Opengear, más de 20% de los negocios de este sector no cuentan con soluciones de conectividad de respaldo ante una caída de la red.

Y es que a medida que los clientes se convierten en compradores más inteligentes los espacios comerciales deben ofrecer algo más que un simple escaparate de productos u ofertas momentáneas. El éxito radica en brindar una customer experience memorable y envolvente, y ello puede combinar aspectos humanos con lo tecnológico, como la realidad aumentada. Para reinventar su oferta e incrementar su competitividad en estas épocas, el sector retail requiere de infraestructuras informáticas más sólidas que combinen lo físico con lo digital sin perder agilidad.

Experiencias a prueba de fallas

Un estudio de Adyen encontró que 55% de los consumidores afirma que para 2023 es más probable que compre en retail online que utilice la tecnología para mejorar la experiencia de compra, de hecho 61% de estos compradores serían más fieles si se les permitiera comprar artículos en línea y devolverlos en la tienda. El problema es que solo 23% del e-commerce de los retailers a nivel mundial ofrecen esta opción.

«La época decembrina debe superar los paradigmas de venta e innovar en estrategias comerciales, pues los consumidores buscan opciones diversificadas de compra, como pedir en línea con la posibilidad de recoger en tienda, o navegar en el sitio de la tienda mientras se encuentran físicamente en ella y comprar determinados productos, etc. El objetivo es comprar sin fricción a través de la mejor experiencia y la mayor comodidad”. Miranda Hernández Landavazo, Channel Marketing Manager de Opengear para Latinoamérica

A medida que aumenta la comodidad de los consumidores con las compras en línea, se espera que los minoristas sigan mejorando sus experiencias digitales y hagan que su tecnología sea más intuitiva: Omnipresente pero también resiliente. Según un informe de Zebra, 67% de los directores generales y fundadores de empresas minoristas cree que las cifras de ventas de 2023 aumentarán con respecto a las de 2022, por lo que la mayoría de ellos están invirtiendo en infraestructuras tecnológicas que sean capaces de resistir cualquier fallo o caída de la red.

Otro detalle crucial es que, al mismo tiempo que prometan una actividad continua al e-commerce del retail, estén situadas más cerca de cada comprador; así es como distintos entornos –como el edge o la nube– se centran en la experiencia digital del cliente y generan un mayor volumen de  datos que manejar junto con una capacidad de tráfico elevada. El gran reto de los departamentos de TI del retail online consiste en garantizar que los componentes digitales y físicos se integren a la perfección.

Más allá de la última milla

Aunque la conectividad ha mejorado en los últimos años, un gran reto que enfrentan los administradores de red del sector retail tiene que ver con la última milla, ese segmento final de la red WAN que conecta a cada punto de venta con los centros de datos y también a los distintos puntos de distribución con la SD-WAN. Una red extensa definida por el software y los servicios en la nube que han adquirido.

En la última milla, todo el tráfico de red –para una sola tienda, sucursal o centro de distribución– se canaliza a través de enlaces únicos. El ancho de banda de estos enlaces limita efectivamente la cantidad de datos que se pueden transmitir a su ISP. Este cuello de botella puede dejarle expuesto a ataques DoS o errores humanos básicos que provoquen interrupciones. Un acercamiento Smart Out-of-Band network (Smart OOB) les permite a las organizaciones de todo el mundo garantizar una conectividad alterna resiliente y, de hecho, manejar de manera eficiente y continua el incremento en el tráfico de datos, compras en línea e interacciones a través de la red. 

Te podría interesar: Recommerce: Ventas online con el toque sustentable de reutilizar y reciclar

Una gestión Out-of-Band reduce costos y mantiene conexiones de red seguras; sin embargo, las conexiones de internet de gran ancho de banda, los routers y las frecuentes actualizaciones de firmware dan lugar a un único punto de fallo. Si la red se cae durante un despliegue, gestionar de forma descentralizada permitirá acceso a los routers para reiniciar un ciclo de energía o activar de nuevo los dispositivos, promoviendo resiliencia y confiabilidad para mejorar las funciones de administración.

«Las interrupciones implican un desafío enorme para el retail online», compartió Miranda Hernández. «Pero podemos hacer frente a estas y restituir el funcionamiento de la red sin perder tiempo valioso y clientes. Para que los negocios sigan operando y la reputación de la empresa se mantenga intacta, toda empresa de retail online debe estar preparada para que las interrupciones sean las mínimas y por el menor tiempo posible».

Redacción
barbara.mundoplastico@gmail.com