18 Junio 2018

Uno de los principales problemas de operar transportes de carga en la Ciudad de México es el tránsito vehicular. Si consideramos que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), casi nueve millones de personas habitan en la zona metropolitana, y si le sumamos a esta cifra los 5.7 millones de automóviles registrados, las restricciones viales, el congestionamiento vial y las contingencias ambientales, podemos considerarla como la ciudad más complicada del país para las empresas de logística y operaciones.

Precisamente, el caos en una ciudad con tanto tránsito vehicular y frecuentes bloqueos por protestas en el espacio público puede afectar la exactitud temporal de los fletes para entregar alguna mercancía. Las restricciones al tránsito por el horario también representan un inconveniente para las empresas de logística; sin embargo, lo que puede resultar una afectación importante son los programas extraordinarios por contingencia ambiental.

La mayoría de las empresas que trabajan en servicio de logística en la Ciudad de México, que transportan diariamente para llevar un producto, saben el problema de transitar en una ciudad altamente contaminada pues activan protocolos que afectan a los vehículos, sin importar el tamaño. Una contingencia ambiental puede reducir hasta en 50% la capacidad de transporte, lo que se ve reflejado en los ingresos y activos de las compañías.

Sin embargo, en empresas como Ryder buscamos soluciones para enfrentar estas situaciones en ciudades complicadas. Actualmente, estamos en la búsqueda de equipos híbridos o eléctricos que aprovechen energías renovables y colaboren con el medio ambiente.

El uso de la tecnología es clave para nosotros en la creación de rutas ágiles con los sistemas de posicionamiento global, que permite a Ryder utilizar al máximo las unidades en el periodo de tiempo establecido. También hemos logrado acortar procesos y eliminar errores en los manifiestos de carga.

Los retos de las ciudades complicadas son consecuencia de la centralización que demanda nuevas estrategias que ayuden al servicio de abastecimiento y distribución. Las limitaciones en el desarrollo de infraestructura de la Ciudad de México se basan en una expansión que requieren soluciones inmediatas. Lo que para nosotros representa una gran ventana de oportunidad para nuestro negocio.

En Ryder trabajamos para innovar procesos eficientes comprometiéndonos con nuestros clientes constantemente a lo largo de toda la cadena de suministro.

Unisys Corporation anunció que el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP), parte del Departamento de Seguridad Nacional, eligió la empresa para desarrollar, operar y gestionar los sistemas utilizados por la Dirección del Programa de Sistemas de Análisis y Segmentación (Targeting and Analysis Systems Program Directorate -TASPD) para la evaluación de los riesgos asociados con las personas y cargas que ingresan al país.

La orden de servicio contiene plazo y materiales, emitida bajo el Contrato de Adquisición Alliant de la Administración de Servicios Generales del gobierno de los Estados Unidos (GWAC), cubre el rango de 5.5 años y un período de seis meses seguido de otros 10 períodos más de seis meses opcionales. La opción puede ejercerse a discreción del gobierno.

Este trabajo apoyará a la Oficina de Información y Tecnología de TASPD, que proporciona soluciones tecnológicas que ayudan en las medidas de inspección y supervisión de CBP con el objetivo de apoyar a la agencia a proteger las fronteras de los Estados Unidos y facilitar los viajes y el comercio legítimos.

La solución de Unisys despliega rápidamente nuevas capacidades, como el análisis de Big Data, sistemas de nube y biometría, para ayudar a directores y agentes de CBP a identificar automáticamente a los viajeros o las cargas de bajo riesgo que pueden someterse a liberación automatizada de “poco contacto” y los que presentan un mayor riesgo y requieren investigación o inspección adicional. Este proceso evitará retrasos en la liberación al dedicar recursos a la inspección y análisis de cargas y viajeros de alto riesgo.

“La seguridad de las fronteras sigue siendo una prioridad para el país, y nuestro trabajo en TASPD es un excelente ejemplo de cómo la tecnología puede aplicarse para evaluar los riesgos relacionados con millones de viajeros y cargas que entran y salen del país cada día”, dijo Amy Rall, vicepresidente del grupo de Seguridad Nacional e Infraestructuras Críticas de Unisys Federal. “Unisys está extremadamente contenta y orgullosa de tener la oportunidad de dar continuidad a la asociación con la organización TASPD y ayudar a proteger la cadena de suministro del país y contribuir para la estrategia de defensa de CBP para pasajeros y cargas internacionales”.

Basándose en su experiencia en soluciones específicas para el Departamento de Seguridad Nacional, Unisys lanzó en marzo de 2018 el LineSight para gobiernos internacionales. EL LineSight es un nuevo software que utiliza análisis avanzado de datos y aprendizaje automático para ayudar a agentes de fronteras a evaluar más precisamente el riesgo asociado a los viajeros o cargas antes de admitirlos en un país.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net