·        Combustible, daños, seguros y mantenimiento  vehiculares, principales gastos en la gestión de una flota.

Uno de los principales objetivos de los gestores de flotas es disminuir la inversión de tiempo y dinero en los trayectos, pero muchas veces se desconoce cómo lograrlo. Una de las soluciones más asertivas es la implementación de procesos de digitalización de flujos de trabajo, de acuerdo con la firma de telemática de vehículos y gestión de flotas, TomTom Telematics.

La mayor parte del presupuesto que hace funcionar a una flotilla de vehículos se invierte en combustible, representando 19% de los gastos, mientras que los daños y seguros vehiculares significan el 11% y el mantenimiento 10%, entre otros. De este modo, es preciso adoptar tácticas y mejores prácticas basadas en tecnología para mejorar las utilidades de las empresas (ROI), sin disminuir la calidad de los servicios.

1.      Capacitación de choferes

Solo 21% de las empresas brinda formación para mejores prácticas a sus conductores. Una solución de gestión de flota podrían detectar áreas de oportunidad en el estilo de conducción de su equipo en carretera para corregirlas y ponerle un alto al malgasto de recursos.

2.      Planificación de rutas

El tráfico incrementa la duración de los viajes hasta 24%. El diseño de rutas mediante la automatización no solo evitará embotellamientos, sino que disminuiría el consumo de combustible y la huella medioambiental de la flota.

3.      Programación del mantenimiento de vehículos

Un vehículo sin afinación gasta más combustible, por lo que es necesario monitorear periódicamente el estado de la flota y programar visitas al taller. 

4.      Digitalización del flujo de trabajo

Para 59% de las empresas hacer informes sobre las horas de trabajo implica demasiado tiempo. Un sistema de gestión de flotas mejora este tipo de tareas ya que se tendrán los registros digitales automáticos.

5.      Cuidado de la seguridad de los conductores

México ocupa el séptimo lugar a nivel global y el tercero a escala regional por muertes en siniestros viales, conforme el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). El estrés por entregar la mercancía a tiempo y la antigüedad de la flota aumentan las probabilidades de accidentes viales. Para evitarlos, se pueden usar sensores y alarmas de aviso en caso de detectar que el chofer está por dormirse; además hay cámaras que contabilizan el pestañeo por minuto. Estas tecnologías salvan la vida de choferes y de terceros y por tanto, también recursos.

Con ayuda de estos recursos tecnológicos, se lograrán ahorros significativos en tiempo y dinero, ya que se tendrá una mejor gestión de equipos de trabajo, aumentando la productividad y de manera remota.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net